jueves, 16 de septiembre de 2010

Manolín.


Este bonito cerdito está relleno de crema de limón, con dos bizcochos muy esponjosos emborrachados con un almíbar de café al brandy y licor de limón buenísimo.


Y aqui la decoración final del cerdito ibérico delimitado a mano con chocolate puro, y todo su contorno recubierto y alisado en nata.
Espero que les guste y se animen, ya que con esta técnica se puede realizar cualquier silueta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario